Todos los horarios
A&E EXTRAS

Hablan los protagonistas del mayor escándalo de abuso entre una maestra y un alumno

Ella tenía 34 años y era maestra; él cursaba sexto grado y tenía 12. Corría el año 1997 cuando la historia entre Mary Kay Letourneau y Vili Fualaau conmovió a millones alrededor del mundo. A pesar de haber transcurrido hace más de 2 décadas, continúa siendo el mayor escándalo sexual entre una profesora y un alumno en los Estados Unidos. 

En el momento del abuso, la maestra estaba casada y tenía 4 hijos. Su esposo en aquella época, Steve Letourneau, comenzó a sospechar de su infidelidad y descubrió decenas de cartas entre ella y su alumno. Cuando la confrontó, su esposa intentó calmarlo explicándole que se "solo se trataba de un niño".  

Steve la denunció, y mientras esperaba la sentencia, la maestra dio a luz a la primera hija que tuvo con Vili. Tras el juicio, fue condenada a 6 meses de prisión y se le prohibió tener contacto con el menor por el resto de su vida. Pero no pasó mucho tiempo antes de que un policía los sorprendiera teniendo relaciones en un auto. De vuelta en los tribunales, recibió una nueva sentencia de 6 años de prisión, que cumplió entre 1998 y 2004.

2401.AE.N.cuerpo.PNG

Durante este tiempo, Mary Kay tuvo a su segunda hija producto de la relación con su alumno. Ambas niñas fueron criadas en casa de los padres de Vili. Por eso no sorprende del todo que, cuando la maestra salió de prisión, la pareja decidiera casarse y formar una familia. Sin embargo, una entrevista reciente que ambos brindaron a la TV australiana deja muchas dudas acerca del estado de la relación actual entre ellos.

Sin ir más lejos, cuando le consultaron a Vili, hoy un adulto de 35 años, qué le aconsejaría a aquel niño de 12 que mantuvo relaciones con su maestra, no duda ni un instante en exclamar "¡No lo hagas!". Según su versión, él se le insinuó a la madre de sus hijas para presumir acerca de su conquista frente a uno de sus primos. 

Mary Kay, en cambio, cuando se le consultó si no debería haber desestimado los avances de su alumno, se desliga de toda responsabilidad. Incluso parece querer manipular a Vili frente a las cámaras para que sea él quien la asuma. Y por si fuera poco, la mujer se escuda recordando que en su país los niños de 13 años son condenados como adultos y mantienen relaciones sexuales con asiduidad.


Fuente: infobae.com

Imágenes: infobae.com / A&E